carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Fantasías sexuales, el paso de la imaginación a la realidad

Publicado el 2016-02-16

  • Fantasías sexuales, el paso de la imaginación a la realidad

Todo el mundo tiene fantasías sexuales. No importa la edad, el sexo, la condición social, ni ningún otro factor. Lo que ocurre es que no todo el mundo se anima a hablar sobre ellas.

 

Las fantasías sexuales son algo innato en el ser humano posiblemente desde que comenzamos a desarrollar la imaginación.

 

Desde un punto de vista técnico podemos señalar que la fantasía sexual es una representación imaginaria de un deseo de tipo sexual consciente o inconsciente y que se relaciona con diferentes aspectos del deseo y el placer.

 

Aunque durante mucho tiempo han sido un tabú, hoy en día los expertos consideran que las fantasías no sólo son algo normal, sino que son un mecanismo de liberación de tensiones y que pueden ayudar a animar la vida en pareja.

 

Hombres y mujeres fantaseamos por igual, lo que ocurre es que en el caso de los hombres existe un menor pudor a la hora de hablar de estos temas.

 

Las fantasías sexuales pueden variar mucho de una persona a otra, pero en el caso de los hombres la mayoría de ellos confiesan haber fantaseado alguna vez con un trío, con el sexo anal y con conductas relacionadas con el voyeurismo.

 

En el caso de las mujeres uno de los aspectos más importantes en la fantasía sexual es el riesgo. Muchas mujeres fantasean con tener relaciones sexuales en el trabajo o con tener un encuentro con un desconocido.

 

Normalmente las fantasías sexuales se interpretan como algo positivo, pero que ocurre con los hombres y mujeres que fantasean con una violación? Lo cierto es que este tipo de fantasías son mucho más comunes de lo que se cree, pero no debemos olvidar que una fantasía es una mera representación mental, así que tener fantasías de este tipo no significa ni mucho menos que una persona tenga ganas de verdad de cometer o de padecer una violación.

 

Las fantasías en las que una persona mantiene relaciones con una persona de su mismo sexo (si es heterosexual) o con una persona del otro sexo (si se trata de alguien homosexual) son también muy frecuentes. Curiosamente en estos casos las mujeres heterosexuales tienen menos pudor a la hora de confesar que han fantaseado con otras mujeres.

 

¿Cuándo dar el salto de la fantasía a la realidad? Muchas fantasías se quedan en eso, es un mero ejercicio de imaginación, pero otras pueden ser llevadas a la realidad. Este tipo de prácticas pueden contribuir a acabar con la rutina en la pareja y descubrir nuevas formas de placer.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato barato y de confianza.