carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Edging, una técnica para tener mejores orgasmos

Publicado el 2022-08-05

  • Edging, una técnica para tener mejores orgasmos

Cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene la vida sexual en la salud y el bienestar a nivel general de hombres y mujeres. De ahí la necesidad de buscar alternativas que nos permitan disfrutarla con plenitud.

 

Existen muchas formas de disfrutar todavía más de los orgasmos, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en hablarte de la técnica edging. Si aprendes a manejarla, cada encuentro sexual será como estar en una montaña rusa porque, cuando estés a punto de llegar al orgasmo, podrás contenerlo y volver a empezar de nuevo, maximizando el placer.

 

 

¿En qué consiste la técnica edging?

 

A través de esta técnica lo que logramos es mantener controlado lo máximo posible el impulso sexual.

 

Edging deriva del vocablo anglosajón edge, que significa borde. Como decíamos antes, se trata de llegar al borde del orgasmo y contenerlo para seguir disfrutando del placer y que, cuando este por fin llegue, sea mucho más intenso. Esto es algo que está al alcance tanto de los hombres como de las mujeres.

 

Su éxito se debe a una cuestión física. Cuando el cuerpo está a punto de llegar al orgasmo se intensifica el flujo sanguíneo en la zona de la pelvis y de los genitales. En el caso de los hombres esto es visible a través de la erección. En las mujeres esa acumulación de sangre se produce en el clítoris, que es más visible en estado de excitación.

 

 

¿Cómo lograr mejores orgasmos con esta técnica?

 

Es cuestión de práctica. Puedes empezar a practicar tú solo o sola mediante la masturbación con o sin juguetes. También durante la masturbación en pareja.

 

Se trata de excitar la zona. Cuando notes que estás a punto de llegar al orgasmo, para. Respira un poco y cuando notes que la sensación inmediata de alcanzar el clímax ha pasado, puedes volver a iniciar la estimulación.

 

 

¿Qué beneficios tiene?

 

Si empiezas a practicarlo por tu cuenta, el primer beneficio es que vas a conocer mucho mejor tu cuerpo. Sabrás qué es lo que más te gusta y cómo controlar mejor tus reacciones.

 

Además, es una práctica que encuentra encaje en todo tipo de relaciones sexuales. A solas o en pareja. Si os gusta el BDSM, controlar el orgasmo del otro puede ser un divertido juego de dominación.

 

Lo importante es que no te obsesiones con contener el clímax. Empieza poco a poco y disfruta de la experiencia.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.