carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Sexo en el espacio, la asignatura pendiente de la NASA

Publicado el 2022-06-22

  • Sexo en el espacio, la asignatura pendiente de la NASA

La NASA y otras agencias espaciales a nivel internacional llevan décadas haciendo estudios para saber cómo reacciona el cuerpo en el espacio, sin gravedad. Se han buscando fórmulas alternativas de alimentación y también se ha teorizado sobre intervenciones quirúrgicas. Pero, ¿qué pasa con el sexo?

 

El ser humano es un animal puramente social. Someterlo a grandes períodos de aislamiento, u obligarlo a relacionarse solo con unas pocas personas, puede causar importantes problemas a nivel psicológico.

 

Una de las dimensiones de la sociabilidad del ser humano es el sexo. Pues se trata de una necesidad física presente tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, la NASA no parece haber estudiado mucho este tema.

 

 

Sexo en el espacio más allá de la reproducción

 

Nuestra generación seguramente no lo vea, pero parece claro que dentro de unos años el ser humano podrá empezar a vivir fuera de su planeta natal. En el nuevo entorno la práctica de sexo será todavía más importante si se busca poblar otros planetas.

 

Las agencias espaciales ya han teorizado sobre esta situación y han hecho experimentos con embarazos en gravedad cero (con animales). Les preocupa saber cómo afectaría al desarrollo de un feto el hecho de que la madre estuviera en el espacio.

 

Sin embargo, crece el número de sexólogos que defienden que hay que hacer estudios sobre el sexo en el espacio que vayan más allá de la reproducción del ser humano. Entendido como una herramienta para el bienestar de los astronautas.

 

Las dificultades que plantea el sexo en el espacio

 

No es casualidad que este tema no haya sido abordado en profundidad, se debe más bien a que es una cuestión muy compleja. En primer lugar, los niveles hormonales de hombres y mujeres cambian drásticamente cuando están en el espacio, haciendo disminuir las ganas de tener sexo.

 

Por otro lado, conseguir una erección en un entorno en el que no hay gravedad es difícil, ya que la ausencia de gravedad también afecta a la circulación sanguínea.

 

Y no hay que olvidar que mantener una postura cuando no hay gravedad es imposible sin algo de ayuda. ¿Cómo podrían dos astronautas mantenerse unidos durante el coito? ¿Sería necesario que se ataran entre sí?

 

Cuestiones como estas hacen que mantener relaciones sexuales en el espacio sea algo verdaderamente complejo. No obstante, si la tendencia es que cada vez más seres humanos pasen mucho tiempo fuera de la Tierra, está claro que es un tema que tarde o temprano habrá que abordar.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.