carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Trucos para mejorar el orgasmo femenino.

Publicado el 2022-04-29

  • Trucos para mejorar el orgasmo femenino.

Disfrutar del sexo es cuestión de tener una mente abierta y no limitarse siempre a lo mismo. De hecho, experimentando un poco se puede conseguir que el orgasmo femenino llegue antes y sea más intenso. Y lo mejor es que para lograrlo no hace falta hacer nada complicado, solo usar la imaginación y ponerle ganas.

 

 

Los besos y las caricias son imprescindibles

 

Por norma general, la piel femenina suele ser más sensible que la masculina. Esto quiere decir que los besos y las caricias por cualquier parte del cuerpo van a ser siempre bien recibidos.

 

Pueden ser besos húmedos, pequeños besos o mordisquitos. Pero también se puede aplicar un masaje, hacer unas leves cosquillas, etc. Todo este tipo de juegos y preliminares contribuyen a la lubricación natural y hacen que el cuerpo de la mujer esté más dispuesto para el encuentro sexual, facilitando la llegada del orgasmo.

 

 

Hay que investigar nuevas zonas erógenas

 

El número de zonas erógenas en el cuerpo femenino es mayor de lo que se cree, no todo se limita a los pechos y la zona genital. De hecho, es interesante que sea la propia mujer quien vaya descubriendo poco a poco las zonas que más suben su temperatura, así lo tendrá más fácil a la hora de comunicárselo a su pareja.

 

La clave está en recorrer el cuerpo de arriba abajo hasta descubrir los puntos más sensibles. Pero no hace falta hallarlos todos de una vez, hay que tomárselo con calma y explorar al máximo cada uno de ellos.

 

 

Tratar el clítoris con cuidado

 

No todas las mujeres aceptan de igual grado la estimulación directa del clítoris, ya que se trata de una zona altamente sensible. Acariciarlo cuando el nivel de excitación no es el adecuado, puede causar molestias.

 

De ahí la importancia de no ir directamente a esta zona. Se aconseja explorar otras zonas erógenas y estimular las áreas cercanas al clítoris antes de centrarse en él. Empezando siempre despacio y aumentando la intensidad a medida que el cuerpo femenino responde.

 

 

Probar diferentes formas y ritmos...

 

Aunque se suele pensar que una penetración intensa y profunda va a dar mejores resultados, no tiene que ser necesariamente así. Es mejor probar diferentes formas de penetración, alternando ritmos y profundidades, así como variando los movimientos.

 

En definitiva, la clave está en prestar más atención al cuerpo femenino y no dejarse llevar por los estereotipos. Hay que tener en cuenta que cada persona es única y lo que a una le gusta puede que no lo haga a otra.

 

 

Y recuerda, en el mundo de la sexualidad en la pareja, todo vale, solo vosotros marcáis el límite, lo importante es disfrutar y dejarse llevar.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.