carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Sexo de reconciliación, ¿y si no es tan beneficioso?

Publicado el 2022-04-15

  • Sexo de reconciliación, ¿y si no es tan beneficioso?

No todas las parejas lo practican, pero el sexo de reconciliación es una realidad innegable. Caracterizado por relaciones sexuales muy intensas en las que se conjugan los sentimientos propios del enfado por la discusión con los sentimientos asociados al amor que se siente por la otra persona.

 

Hay quien dice que sus mejores encuentros sexuales han sido tras una discusión, pero lo cierto es que la psicología no está del todo conforme con que estas relaciones sean positivas. Vamos a ver los motivos.

 

 

Se usa el sexo como forma de pedir perdón

 

 

Cuando hablamos de sexo de reconciliación no nos referimos a una pareja que discute, lo arregla y luego mantiene relaciones sexuales. Sino de aquellos casos en los que se pasa directamente de los gritos y reproches al acto sexual.

 

El problema que surge a nivel psicológico es que muchas veces tras finalizar el coito se da la situación por solventada. Ambos miembros de la pareja asumen que el conflicto ha quedado atrás y se centran en otras cosas.

 

Pero aquí ocurre algo importante. Ninguno de los dos miembros de la pareja se disculpa ante el otro por el motivo que haya ocasionado la discusión o por cosas que se puedan haber dicho durante la misma.

 

Hay que tener en cuenta, que en el caso de la mujer sobre todo, la sexualidad y las emociones están muy relacionadas, y demasiados asuntos sin resolver en la pareja, puede llevar a futuro en problemas sexuales y de anorgasmia femenina.

 

Precisamente por ello, este tipo de sexo es muy común en relaciones inestables que involucran a personas con mucho orgullo.

 

 

Los problemas se enquistan

 

Lo que se está haciendo cuando se recurre al sexo de reconciliación como forma de arreglar una discusión es obviar la comunicación. En ningún momento se llega a hablar de lo ocurrido, y eso hace que los problemas y los malestares se enquisten.

 

Quizá tras un orgasmo desaparezca el enfado, pero lo que no desaparecen son los problemas. Y, al no tratarlos a tiempo, lo único que se consigue es que la “bola” se haga cada vez más grande.

 

 

Podría empeorar la situación

 

Las relaciones sexuales no siempre salen cómo se esperan. El cine y la literatura nos muestran el sexo de reconciliación como algo intenso en el que ambas partes logran llegar al climax.

 

Pero puede ocurrir que algo vaya mal. Si después de una discusión no solucionada, el encuentro sexual no es bueno, el malestar que sienten ambos miembros de la pareja puede hacerse todavía más grande.

 

¿Qué hacer entonces? Los expertos no desaconsejan en ningún caso mantener sexo después de una discusión, pero sí que nos invitan a no convertir la relación sexual en la forma de solucionar el problema. Así que primero hay que hablar, solucionar las cosas y luego, si se tienen ganas, disfrutar del sexo.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.