carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

¿Lo sabes todo sobre el Himen?

Publicado el 2022-01-22

  • ¿Lo sabes todo sobre el Himen?

Durante siglos se ha asociado el himen con la virginidad de la mujer. Por suerte, hoy en día sabemos que su presencia o ausencia no tiene nada que ver con que una mujer haya tenido relaciones sexuales con penetración. Pero, ¿de qué hablamos realmente cuando hacemos referencia a esta parte del cuerpo?

 

 

 

¿Qué es el himen? ¿Cuáles son sus particularidades?

 

Es una membrana muy flexible que se encarga de separar la vulva de la cavidad vaginal. Al contrario de lo que se suele pensar, no cumple ninguna función en particular y puede llegar a tener diferentes formas.

 

Si durante tanto tiempo se ha asociado con la virginidad es porque lo más común es que la membrana se rompa durante la primera penetración. Sin embargo, hoy por hoy esa primera penetración no tiene que ser necesariamente con un pene, podría ser con un juguete sexual.

 

Además, hay muchos casos en los que la membrana puede romperse de forma accidental, por ejemplo montando a caballo o en bicicleta. Por otro lado, hay mujeres que nacen sin himen y otras en las que esta membrana es tan flexible (se llama himen complaciente) que podría llegar a no romperse nunca o romperse mucho después de su primer encuentro sexual.

 

Es muy importante que toda mujer conozca su cuerpo y sus genitales.

 

 

 

¿Duele la rotura del himen?

 

Lo habitual es que cuando el himen se rompe haya un pequeño sangrado. Pero no suele suponer un problema porque la membrana cicatriza pronto.

 

Aunque es habitual pensar que es la rotura del himen lo que duele al tener relaciones sexuales por primera vez, lo cierto es que no es así. En la mayoría de los casos las molestias que padecen las mujeres en su primera relación sexual están más relacionadas con la falta de suavidad y destreza de la pareja.

 

Con lo que sí podemos encontrarnos es con membranas que son algo más espesas de lo habitual, que impiden o dificultan la penetración. En estos casos el problema se soluciona a través de una pequeña intervención ginecológica llamada himenotonía, que consiste en hacer un pequeño corte en el himen.

 

Por último, no podemos terminar este artículo sin hablar de la himenoplastia. Una intervención que consiste en reparar quirúrgicamente el himen y que está tristemente asociada con la desigualdad que sufren las mujeres en ciertas culturas, porque quienes se la suelen hacer son mujeres que necesitan “demostrar” que no han tenido relaciones con hombres.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.