carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

La inteligencia sexual

Publicado el 2022-01-09

  • La inteligencia sexual

En los últimos años hemos escuchado hablar con mucha frecuencia de diferentes tipos de inteligencia como la emocional, y lo mucho que puede ayudarnos en nuestro día a día un buen desarrollo de la misma. Sin embargo, de la inteligencia sexual no oímos hablar con la misma frecuencia y puede llegar a ser igual de importante para nuestro bienestar.

 

 

 

 

 

 

¿Qué es la inteligencia sexual?

 

Es la capacidad que tenemos para disfrutar de una vida sexual plena, sana y satisfactoria. Por tanto, cuanto más mejoremos este tipo de inteligencia, más satisfechos nos vamos a sentir en el plano sexual.

 

La inteligencia (sexual o no) es una capacidad que podemos desarrollar. Si la trabajamos, aumentaremos nuestro coeficiente. Por tanto, si ahora mismo tu inteligencia sexual no está demasiado desarrollada, ten presente que siempre hay margen para la mejora. Todo depende de ti mismo.

 

Cuando no tenemos una sexualidad inteligente es porque hay factores internos y externos que nos están afectando. Por ejemplo, si tenemos una baja autoestima que hace que no nos sintamos contentos con nuestro cuerpo y nos dé miedo mostrarlo, o si hemos sido educados en un ambiente demasiado estricto en el que se veía el sexo como algo malo.

 

Todos estos perjuicios condicionan la forma en la que percibimos y vivimos el sexo. Pero, si somos conscientes de que están ahí, podemos empezar a trabajar para derribar barreras.

 

 

Cómo mejorar la inteligencia sexual

 

Lo primero que necesitamos es una buena educación dentro de este campo. Aunque se habla mucho de sexo, no siempre la información que se maneja es correcta, y muchos adultos tienen miedo o vergüenza de preguntar a expertos o de averiguar más por su cuente.

 

Lo segundo que hay que hacer es conocerse a uno mismo. Es esencial que mujeres y hombres sean conscienes de qué es lo que les gusta y qué es lo que no cuando se trata de sexo. La única forma de llegar a ese autoconocimiento es a través de la experimentación.

 

La tercera forma de mejorar la inteligencia sexual es para muchos la más complicada, porque implica recabar todos esos conocimientos que hemos adquiridos en las dos fases anteriores y ser capaces de comunicarlos a nuestras parejas sexuales.

 

Aunque el camino no sea sencillo, después de recorrerlo entero quienes se han atrevido con él descubren que disfrutan de su sexualidad de una forma mucho más natural. Además, desarrollar este tipo de inteligencia también es bueno para saber huir de la rutina y estar más dispuesto a probar cosas nuevas.

 

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.