carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Hablemos de los genitales femeninos...

Publicado el 2021-09-20

  • Hablemos de los genitales femeninos...

Hasta los años 50 y 60 del siglo pasado no era extraño que las mujeres supieran poco o nada sobre el cuidado adecuado de sus zonas íntimas. De hecho, durante décadas existió el mito de que no era bueno ducharse o bañarse mientras se tenía la menstruación. Por fortuna, todo eso ha quedado atrás.

 

Hoy en día las mujeres conocen su cuerpo a la perfección, pero no siempre aplican los cuidados más adecuados para la zona íntima. Y muchas veces no lo hacen porque se dejan llevar por ciertos estereotipos, así que es hora de acabar con eso.

 

 

¿Qué es la vulva?

 

Esto es lo primero que hay que saber, porque a día de hoy no todo el mundo lo tiene claro. Con este nombre hacemos referencia a los genitales femeninos en su conjunto, lo que incluye labios mayores, menores, clítoris, orificio uretral y entrada de la vagina.

 

La vagina forma parte de la vulva, pero es bastante común que muchas personas todavía hablen de vagina cuando, en realidad, están haciendo referencia a la vulva. Una vez aclarado esto, vamos a ver qué cuidados deberían aplicarse.

 

 

Una zona que requiere de especial atención

 

Tanto en las mujeres como en los hombres la zona genital es especialmente delicada porque tienen un pH diferente al del resto de la piel. Esto quiere decir que tiene más posibilidades de sufrir irritaciones por contacto con geles o jabones que no respetan su pH.

 

El lavado de la vulva debe hacerse con agua y jabón, pero no nos vale uno que sea neutro o un gel de ducha normal y corriente. El pH de esta zona es ácido y por eso hay que usar jabones que lo respeten. Si no lo hacemos así, estaremos reduciendo las defensas naturales que tiene esta zona, lo que la hará más susceptible a sufrir infecciones y otras molestias.

 

 

Ojo con obsesionarse con los olores

 

En una mujer que sigue una correcta higiene de su zona íntima la vagina olerá tal y como debe hacerlo. No podemos olvidar que se tiene un componente de mucosa, es un conducto cerrado y suda, lo que genera olor.

 

Hubo un tiempo en que las duchas vaginales estuvieron muy de moda, pero no son para nada recomendadas por los ginecólogos porque pueden afectar a la flora bacteriana que hay en esta parte del cuerpo, además que el exceso en los lavados puede traer consigo la incómoda sequedad vaginal, sobre todo a medida que la mujer va cumpliendo años.

 

En ningún caso hay que obsesionarse con eliminar el olor, porque este es totalmente normal. De hecho, un abuso de la limpieza en la zona afectará a las defensas y puede acabar desembocando en una infección..

 

En definitiva, es imprescindible hacer una correcta higiene diaria de la vulva, pero siempre utilizando productos adecuados que mantengan la zona en óptimas condiciones y no acaben con las defensas naturales.

 

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.