carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Orgasmo cervical, el gran desconocido

Publicado el 2021-07-24

  • Orgasmo cervical, el gran desconocido

En el mundo de la sexualidad femenina todavía quedan cosas por descubrir. El orgasmo clitoriano se presenta como el rey cuando se trata de placer femenino, y es el más común, pero eso no quiere decir que no haya que animarse a probar cosas nuevas, como el orgasmo cervical.

 

 

 

 

 

¿Qué es el orgasmo cervical?

 

Es el que se produce a través de la estimulación del cérvix o cuello uterino, una zona que se encuentra al final de la vagina, justo a la entrada del útero.

 

Esta parte del cuerpo se lubrica con la excitación y también se contrae cuando se alcanza el clímax. En un orgasmo cervical las sensaciones experimentadas son diferentes a las que se viven con otros tipos, porque es más duradero e intenso.

 

El cérvix, a priori, no es una zona erógena, pero si la “entrenas” puedes llegar a experimentar nuevas sensaciones.

 

 

¿Cómo alcanzar un orgasmo cervical?

 

Antes de probarlo en pareja es mejor que lo intentes por ti misma, porque es fundamental que conozcas tu propio cuerpo y sus diferentes ritmos.

 

Puedes alcanzar la zona del cuello del útero con los dedos (recuerda usar lubricante para hacer que todo sea más fácil). También puedes probar con un dildo, pero en principio te resultará más fácil encontrar el área que quieres acariciar si usas directamente los dedos.

 

Una vez que tengas el cérvix localizado prueba a estimularlo con movimientos suaves. Aunque es posible que en un principio no sientas nada especial, si acostumbras a esta zona a la estimulación las sensaciones irán cambiando.

 

Eso sí, si notas alguna molestia, para, porque en ese caso perderás la relajación, y ya sabes que estar relajada es fundamental para poder alcanzar cualquier tipo de orgasmo. No tienes que conseguirlo a la primera, todo es cuestión de ir probando y experimentando.

 

 

La importancia de los ejercicios de Kegel

 

Ya sabes que los ejercicios de Kegel son buenísimos cuando se trata de mejorar el suelo pélvico. No solo mejoran tu vida sexual sino que ayudan a prevenir las pérdidas de orina, o a paliarlas si este problema ya ha aparecido.

 

Lo bueno es que también te sirven para hacer un poco de gimnasia de cérvix y así mejorar la movilidad de la zona. Para lograrlo, las bolas chinas  pueden ser una gran ayuda.

 

Siempre es buen momento para descubrir cosas nuevas y seguir explorando tu sexualidad, a solas o en compañía. ¿Te animas a intentar conseguir un orgasmo cervical?

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.