carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Las prácticas sexuales de nombre más raro

Publicado el 2021-07-17

  • Las prácticas sexuales de nombre más raro

Aunque creas que lo sabes todo de sexo, te advertimos que en este artículo vas a descubrir unas cuantas cosas nuevas. Porque nos hemos propuesto buscar las prácticas sexuales con los nombres más extraños. Por ejemplo, si tu pareja te pide que le hagas un sploshing, ¿sabrías lo que es?

 

Para despejar dudas hemos creado este particular diccionario con términos curiosos que, además, te pueden dar unas cuantas ideas si te apetece probar cosas nuevas:

 

 

 

Clismafilia

 

Bajo este nombre se esconde una parafilia que pocas personas practican, por lo menos oficialmente. En este caso el placer sexual se obtiene a través de la introducción de líquidos por el ano.

 

Quienes tienen esta parafilia suelen satisfacer su deseo practicándose enemas a sí mismos, porque les resulta difícil encontrar otras personas que tengan los mismos gustos. Aunque hoy en día gracias a internet todo resulta más fácil.

 

Kokigami

 

Si te suena parecido al origami no vas desencaminado. Este particular juego sexual tiene su origen en Japón y consiste en ponerle al pene un disfraz hecho a base de papel, envolverlo y “ofrecérselo” a la persona amada.

 

Beso arcoíris

 

Si lo de disfrazar el pene puede tener su punto divertido, el beso arcoíris no es una práctica apta para todo el mundo. De acuerdo que el nombre no es extraño, pero como práctica sexual poco habitual se lleva la palma.

 

La idea es intercambiar fluidos con una mujer que está menstruando. Primero él le practica sexo oral a ella (y se llena la boca de sangre por el camino) y luego ella le practica sexo oral a él recogiendo el semen en su boca. El beso arcoiris viene después, cuando ambos mezclan los fluidos que tienen en la cavidad bucal.

 

Sploshing

 

Esta práctica sexual es bastante conocida y practicada, lo que pasa es que la mayoría de la gente ni se plantea que tenga nombre. Consiste en embadurnar el cuerpo de la otra persona con comida o con líquidos y tomarlos directamente de su cuerpo. Aunque aquí lo verdaderamente importante no es el acto de comer o de acariciar al otro con la boca, sino embadurnar su cuerpo con el producto que sea.

 

Tickling

 

En algunas culturas las cosquillas se utilizan como medio de tortura, pero también pueden ser una fuente de placer. La idea es hacer cosquillas a la vez que se estimula el cuerpo, con el objetivo de conseguir un “orgasmo feliz”.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.