carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Columpios sexuales, ¿te atreves a probarlos?

Publicado el 2020-08-06

  • Columpios sexuales, ¿te atreves a probarlos?

Es perfectamente normal que con el paso del tiempo el sexo se vaya convirtiendo en algo rutinario, especialmente cuando llevas mucho tiempo con la misma pareja. Lo positivo en estos casos es que ambos os conocéis bien y sabéis lo que os gusta, pero siempre hay margen para mejorar y probar cosas nuevas.

 

Cuando se habla de innovar en materia de sexualidad muchas veces pensamos en probar nuevas posturas, pero si le echamos un vistazo a libros míticos como el Kamasutra nos damos cuenta de que no todas las posturas que recoge están a nuestro alcance.

 

Pero la falta de flexibilidad no debería ser un obstáculo para innovar y probar nuevas posturas. La solución pueden ser los columpios sexuales. Gracias a ellos resulta mucho más sencillo adoptar según qué posturas.

 

Además, es posible encontrar modelos para todos los gustos. Para empezar no hace falta que arranques con uno demasiado complicado, bastará con un columpio sencillo que permita que uno de vosotros o incluso los dos estéis sostenidos.

 

¿Cómo elegir columpios sexuales?

 

Esta es una decisión que hay que tomar en pareja, porque puede que tú tengas muchas ganas de experimentar, pero si tu pareja no quiere la vas a poner en un compromiso, y el sexo es algo que debe abordarse desde el más absoluto acuerdo entre todos los participantes. Es muy importante hablar de sexo con tu pareja, con confianza.

 

Si habéis decidido que vais a probar un columpio sexual, como decíamos antes, es mejor comenzar con un modelo sencillo.

 

Ten en cuenta que en estos casos la seguridad es muy importante, porque si el columpio se descuelga os podéis hacer daño. Así que dedicad todo el tiempo que sea necesario para leer las instrucciones del fabricante e instalarlo según sus indicaciones.

 

Si no os queréis complicar la vida con la instalación hay modelos que se pueden enganchar directamente en una puerta. No requiere instalación y además lo podéis quitar cuando no esté en uso. Eso sí, al ser un modelo más sencillo limita el número de posturas que se pueden practicar, pero es una buena opción para empezar a probarlo.

 

Además del sistema de sujeción, otro de los aspectos a valorar es el material de fabricación de las correas. Los más baratos suelen llevar correas de nailon, mientras que en los de mejor calidad las correas son de piel. En cualquier caso, son materiales que ofrecen una buena resistencia y comodidad.

 

 

Y, por último, no te olvides de comprobar el peso que puede sostener el columpio que te interesa. En ningún caso es recomendable que haya más peso colgado del previsto por el fabricante, ya que esto podría dar lugar a un accidente.

 

Prepárate para entrar en un nuevo mundo de placer, ¡descubre los diferentes modelos de columpios sexuales!

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.