carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Sexualidad responsable, los cuidados del pene.

Publicado el 2020-07-27

  • Sexualidad responsable, los cuidados del pene.

Cualquier lesión a nivel muscular puede ser muy dolorosa, pero en el caso concreto de los hombres hay partes de la anatomía que son todavía más delicadas. En este caso nos vamos a centrar en hablar de la rotura de pene, un tema que para muchos y muchas es un mito, pero que es algo real.

 

Todo el mundo ha bromeado alguna vez sobre el hueso del pene, y esta claro que esta parte de la anatomía no existe ningún hueso, pero eso no quiere decir que esté exenta de poder sufrir una lesión. Eso sí, no es cuestión de asustarse, en la mayoría de los hospitales las lesiones de este tipo que se ven a lo largo del año se pueden contar con los dedos de una mano.

 

¿Has visto alguna vez un programa llamado “El sexo me llevó a urgencias”? Pues lo que pasa en estos casos es justamente eso. Cuando se produce una rotura de pene lo habitual es que la causa sea un sexo demasiado salvaje o una práctica sexual no habitual, aunque en algunos casos puede llegar a darse durante la masturbación.

 

Lo que ocurre cuando aparece esta lesión es que el pene se dobla de forma brusca estando en erección completa lo que causa un desgarro de la túnica albugínea. Tras esto lo normal es escuchar un chasquido y que la erección se baje de golpe debido al dolor.

 

Ya sabemos que cuando aparecen lesiones o algún tipo de molestia en la zona genital aparece también la vergüenza a ir al médico. Pero en este caso no hay tiempo para tonterías, hay que acudir inmediatamente a urgencias.

 

Debemos tener presente que los profesionales de la medicina no se van a asustar por una lesión de este tipo, y si no se recibe asistencia rápidamente las consecuencias pueden ser nefastas. Así que, en caso de rotura de pene, hay que ir al médico sin dudarlo.

 

Lo que se hace en estos casos es valorar la magnitud de la lesión y determinar si hay que hacer o no una intervención quirúrgica que implica coser la albugínea, quitar el hematoma y evitar las deformaciones que puedan afectar a la función eréctil.

 

La recuperación suele tardar un par de meses, después de eso se va recuperando la capacidad de erección y tras un poco de rehabilitación el pene recupera su funcionalidad normal.

 

En casos muy graves el pene puede llegar a quedar inservible, pero cuando esto se produce suele ser principalmente por no haber recibido asistencia médica a tiempo. De ahí la importancia de consultar con un especialista lo antes posible.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.