carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Cinco Fobias Sexuales que no sabías que existían.

Publicado el 2020-01-26

  • Cinco Fobias Sexuales que no sabías que existían.

Se habla mucho de las fantasías sexuales más habituales, pero con frecuencia pasamos por alto que también existen ciertas fobias asociadas al sexo que son más comunes de los que nos puede parecer. Por eso, en esta ocasión nos hemos decidido a repasar las fobias sexuales más habituales.

 

No hay que tomárselas a la ligera

 

Es importante tener en cuenta que no hay que tomarse este tipo de fobias a la ligera. En los casos más graves pueden hacer que quien las sufre no pueda disfrutar plenamente de su sexualidad. De ahí que sea aconsejable buscar ayuda profesional si se sufre alguna de ellas.

 

Además, cabe destacar que este tipo de miedos pueden aparecer por igual en mujeres y hombres, aunque es cierto que hay algunos que por su propia naturaleza son exclusivos de uno solo de los géneros.

 

Coitofobia

 

Es justamente lo que parece, miedo al coito, a las relaciones sexuales con penetración. Está especialmente presente en aquellas mujeres que no han recibido una buena educación sexual.

 

Se percibe el acto de la penetración como algo doloroso, lo que de forma inconsciente reduce los niveles de excitación y reduce la lubricación. Esto hace que, efectivamente, la penetración sea más complicada y pueda generar molestias e incluso dolor.

 

Espermatofobia

 

Es el miedo el semen, a cualquier tipo de contacto con los espermatozoides. Lo curioso de esta fobia es que no solo está presente en las mujeres y los hombres que la sufren se pueden sentir incómodos incluso cuando se trata de su propio semen, lo que supone una dificultad añadida para poder disfrutar del sexo, ya sea en pareja o mediante la masturbación.

 

Falofobia

 

La fobia o miedo al pene es más común en mujeres, pero también se da entre el género masculino. En este último caso la situación es todavía más grave, ya que podemos encontrarnos con hombres que no se sienten cómodos ante su propia erección.

 

Dispaurenia

 

Es similar a la coitofobia, lo que ocurre en este caso es que la fobia que se siente frente a un posible dolor causado por la penetración da lugar a episodios de ansiedad, haciendo que al final quien los sufre no perciba el sexo como algo positivo.

 

Medolmacufobia

 

Es una de las fobias sexuales que solo afecta a los hombres, se trata del miedo irracional a perder la erección. Lo habitual es que este miedo acabe generando una situación de ansiedad y estrés que, o bien dificulta la erección o hace que la misma se baje antes de tiempo, lo que a su vez agrava todavía más el miedo de quien sufre este trastorno.



No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.