carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Todo sobre el punto G (y cómo estimularlo)

Publicado el 2019-08-16

  • Todo sobre el punto G (y cómo estimularlo)

Si te hablamos del punto Gräfenberg quizá no sepas de qué estamos hablando, pero la cosa cambia si lo nombramos directamente como punto G. Esta zona del cuerpo femenino que muchos todavía no consideran como algo real, ha sido desde siempre un foco de incógnitas.

 

¿Qué es el punto G y dónde está?

 

Es una de las zonas más sensibles en el cuerpo de la mujer. Al igual que ocurre con el clítoris, tiene una función asociada básicamente al placer.

 

Sobre su existencia se ha debatido largo y tendido y ni los científicos parecen ponerse de acuerdo. La últimas teorías parecen defender que no todas las mujeres tienen punto G, pero sí la mayoría de ellas.

 

En cuanto a su ubicación, podemos encontrarlo en la pared vaginal frontal, entre 5 y 8 centímetros dentro de la vagina.

 

La dificultad para encontrarlo radica en que este punto solo sobresale de forma ligera cuando las glándulas que rodean la uretra se hinchan.

 

Los expertos coinciden en señalar que la ubicación puede variar un poco dependiendo de cada mujer.

 

¿Cómo se estimula?

 

Debido a su ubicación la mejor forma de estimular el punto G es a través de la fricción. Para ello pueden ser muy útiles los juguetes diseñados específicamente para estimular esta zona de la anatomía femenina.

 

Existen vibradores para el punto G que, gracias a su extremo curvo, facilitan la estimulación de esta zona sin ningún problema.

 

Son una muy buena alternativa para que la mujer pueda localizar una de sus zonas erógenas más importantes. También resultan muy prácticos para usarlos en pareja, puesto que permiten que el hombre conozca con mayor certeza dónde está este punto y pueda luego estimularlo con el pene.

 

De hecho, a nivel ginecológico es mucho mejor que la mujer sepa dónde está su punto G y luego guíe a su pareja para encontrarlo, o que ambos lo puedan localizar con ayuda de un juguete especializado en estimular este área. Esto evita irritaciones y hace las relaciones mucho más placenteras.

 

¿Hay alguna posición más favorable para poder estimular el punto G?

 

En este caso no hay que complicarse con posturas inverosímiles para estimular la zona, la típica postura del misionero es la mejor para ejercer fricción sobre el punto G. Aunque es muy recomendable que la mujer coloque un cojín debajo de los glúteos para elevar la pelvis. Esto hace que en el momento de la penetración el pene o el juguete rocen con la pared anterior de la vagina, facilitando así la estimulación.

 

 

También te puede interesar: Juguetes Eróticos de alta Gama.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.