carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Inteligencia emocional y sexualidad

Publicado el 2019-05-18

  • Inteligencia emocional y sexualidad

Seguramente en los últimos tiempos hayas oído hablar con frecuencia de la inteligencia emocional. Es un término que hace referencia a la capacidad para controlar y gestionar tanto nuestros sentimientos como los de los demás, y ser capaces de utilizarlos como guía para nuestros pensamientos. A mayor inteligencia emocional más capacidad tendremos para afrontar los problemas.

 

Está claro que esta capacidad nos puede resultar de utilidad en muchos ámbitos de la vida, pero ¿influye en la sexualidad? ¡Sí!

 

El King’s College londinense realizó hace unos años un estudio para intentar buscar una relación entre inteligencia emocional y sexualidad y los resultados no pudieron ser más satisfactorios, puesto que demostraron que la inteligencia emocional podía influir de forma muy positiva.

 

El estudio se llevo a cabo con mujeres, y la conclusión fue que aquellas que tenían más inteligencia emocional eran capaces de experimentar más placer durante las relaciones sexuales en pareja y durante la masturbación.

 

La psicóloga Andrea Burri es una gran defensora de la idea de que en la sexualidad de las mujeres influye de forma muy positiva su capacidad de comunicar a su pareja sus deseos e inquietudes en en plano sexual.

 

A ella se suman un buen número de psicólogos que creen que la inteligencia emocional es una gran aliada para superar obstáculos y problemas. Tanto hombres como mujeres tienen a lo largo de su vida diferentes problemas que pueden afectar a su sexualidad: falta de autoestima, estrés, falta de apetito sexual… En estos casos la inteligencia emocional sería una gran aliada para enfrentar esos problemas y mejorar la vida sexual.

 

Ahora bien ¿qué podemos hacer para mejorar nuestra inteligencia emocional y con ella nuestra sexualidad?

 

Para empezar es importante que nos conozcamos a nosotros mismos y evaluemos la forma en que respondemos frente a determinados estímulos. A continuación debemos poner en práctica el autocontrol.

 

Por ejemplo, si siempre que hay una discusión nosotros acabamos elevando la voz, una vez que somos conscientes de la situación debemos ponerle remedio. Así, la próxima vez que discutamos con alguien intentaremos no gritar.

 

Solucionar esos pequeños defectos nos ayudará a parecernos más a la persona que queremos ser. Pero tampoco debemos olvidarnos de ser optimistas (sin dejar de ser realistas a la vez) y procurar empatizar más con los demás.

 

Todo este proceso de mejora a nivel personal nos hará sentirnos mejor con nosotros mismos y también nos permitirá afrontar nuestra sexualidad de una forma más sana y plena

 

 

También te puede interesar: Lenguas Vibradoras, Placer sin límites.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.