carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Deseo sexual inhibido ¿qué lo causa? ¿Se puede solucionar?

Publicado el 2019-03-01

  • Deseo sexual inhibido ¿qué lo causa? ¿Se puede solucionar?

Cuando hablamos de sexualidad hay un gran número de términos a los que podemos hacer referencia, pero uno de los más desconocidos es el deseo sexual inhibido, aunque en realidad es algo bastante frecuente.

 

Se entiende que existe el mismo cuando una persona siente un interés nulo por el sexo, lo cual puede provocar importantes problemas de distanciamiento en la pareja.

 

Es imposible definir una única causa para esta situación. Hay personas en las que se da una situación de falta de deseo sexual primario, es decir, que nunca en su vida han dado importancia al sexo ni se han sentido atraídas por él. Esto puede estar causado por causas sociales, psicológicas e incluso físicas, si hay un deficiencia hormonal.

 

Pero en la mayoría de los casos el deseo sexual inhibido aparece después de que la persona afectada haya tenido una vida sexual activa y satisfactoria durante un tiempo. Aquí las causas pueden ser todavía más variadas. Puede deberse a un problema en la pareja (por ejemplo si ha habido una infidelidad), a un problema hormonal, a un cuadro depresivo, a una situación de estrés…

 

En algunos casos no existe ni siquiera una causa concreta para el deseo sexual inhibido, simplemente aparece en una relación que se ha vuelto rutinaria y en la que no hay ningún tipo de estímulo.

 

La disminución del deseo sexual hasta llegar a límites absolutos es más frecuente de lo que se cree. De hecho, hasta un 50 % de las consultas que reciben los sexólogos están relacionadas de alguna manera con la falta o la disminución del deseo sexual.

 

Lo bueno es que este problema tiene solución, pero la misma exige trabajar desde diferentes ámbitos. A nivel médico y psicológico puede ser incluso recomendable la toma de fármacos que ayuden a paliar la falta de deseo sexual.

 

Pero más allá de la medicación, las terapias también suelen incluir técnicas destinadas a mejorar la comunicación y la confianza en la pareja. Se busca también incrementar las experiencias sensoriales y sexuales a través del desarrollo de fantasías sexuales y la mejora del repertorio sexual.

 

Los resultados suelen ser bastante positivos, lo cual es una buena noticia, porque demuestra que aunque exista deseo sexual inhibido, si el afectado o afectada realmente quiere salir de la situación puede llegar a hacerlo y volver a recuperar una vida sexual totalmente plena y satisfactoria para ella y para su pareja, los productos afrodisiacos, vigorizantes para hombres, capsulas, etc, una vez diagnosticado el problema pueden servir de gran ayuda, así como también en estados de desánimo y cansancio, que disminuyen la líbido, también pueden ayudar mucho a tener más predisposición a los encuentros sexuales.

 

 

 

 

También te puede interesar: Lubricantes, recomendaciones de uso.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.