carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

La postura del sesenta y…. ¡ocho!

Publicado el 2019-01-29

  • La postura del sesenta y…. ¡ocho!

Existe tanta variedad de posturas sexuales que conocerlas todas se vuelve casi imposible, Sin embargo, siempre es buen momento para innovar y probar cosas nuevas hablandolo con tu pareja.


Pero si crees que nos hemos equivocado en el título, no es así, no te vamos a hablar de la postura del 69 sino de la postura del 68.

 

Lo que tiene en común con la que podríamos llamar su hermana mayor es que también está relacionada con el sexo oral, aunque ya te advertimos que aquí solo lo va a recibir una de las partes. Esto permite a la persona que está recibiendo sexo oral concentrarse mejor y disfrutar al máximo de las sensaciones.

 

En esta postura quien va a practicar el sexo oral se tumba boca arriba, mientras que quien lo va a recibir se tumba también boca arriba sobre su pareja pero en posición inversa, de forma que la zona de los genitales quede a la altura de la boca del que está debajo.

 

Hay que tener en cuenta que a veces esta postura puede resultar incómoda para la persona que está debajo, ya que tiene todo el peso de su pareja encima, por lo que hay que intentar aliviar el peso lo máximo posible apoyándose en los brazos o en los antebrazos.

 

En esta postura quien está arriba puede disfrutar al máximo de las sensaciones del sexo oral, con la ventaja de contar con sus manos libres, por lo que puede aumentar todavía más su placer mediante caricias o masturbación.

 

Quien está abajo también tiene las manos libres, por lo que lo tiene más fácil a la hora de acariciar y estimular a su pareja en diferentes puntos.

 

El 68 es una forma diferente de disfrutar del sexo oral que os puede ayudar a salir de la rutina. Si está bien hecho las sensaciones pueden ser muy placenteras para ambas partes. No hay que olvidar nunca cuando se trata de sexo oral que es importante que lo disfrute tanto quien lo recibe como quien lo da.

 

Por otro lado, para disfrutar al máximo de este tipo de prácticas nunca hay que olvidarse de cuidar bien la higiene, relajarse y concentrarse en lo que se está haciendo y experimentando, incluir cambios de ritmo y de intensidad para aumentar la excitación, no centrarse únicamente en el pene o el clítoris y estimular otras zonas erógenas del cuerpo.

 

 

 

También te puede interesar: Lenguas Vibradoras, Placer sin límites.

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.