carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Lubricantes sexuales: recomendaciones de uso.

Publicado el 2018-12-22

  • Lubricantes sexuales: recomendaciones de uso.

El lubricante sexual es un producto básico que no debería faltarte para disfrutar del sexo, ya sea en compañía o a solas. Pero no todos son iguales, la base usada para fabricarlos puede influir mucho en la experiencia, así que hay que elegir bien.

 

Los más habituales son los lubricantes de base acuosa y los lubricantes a base de silicona. Los primeros son más naturales y son absorbidos rápidamente por el cuerpo sin dejar ningún tipo de residuo. Es un producto que no se pega ni mancha, además, al no estar perfumado no causa irritaciones de ningún tipo en la piel.

 

El lubricante de base silicona, por su parte, es algo más denso y por tanto tarda más en ser absorbido. Precisamente por su densidad no es quizá el mejor compañero para los preservativos de látex, ni tampoco para los juguetes sexuales, puesto que los puede dañar.

 

¿Cuándo hay qué usar lubricantes?

 

Podemos recurrir a este producto siempre que haya alguna circunstancia que dificulte la penetración. Es más que recomendable usar lubricantes en casos de sequedad vaginal, pero también si el pene del hombre es de gran tamaño o si la vagina es estrecha. Con algo tan sencillo como aplicar un poco de lubricante tanto en la vagina como en el pene se consigue que la penetración sea mucho más sencilla y se evitan las molestias tanto durante el coito como después de él.

 

En el caso de penetración anal la presencia del lubricante es imprescindible para que la experiencia sea satisfactoria. Hay que tener en cuenta que esta parte del cuerpo dilata pero no lubrica de forma natural, por lo que se hace necesaria lubricación externa. Los lubricantes de silicona pueden ser de mucha ayuda para esta práctica sexual, puesto que al ser más densos prolongan sus efectos durante más tiempo.

 

¿Cuál es la cantidad adecuada de lubricante?

 

Hay que actuar con mesura y es mejor no pasarse. Si se ha aplicado poco y todavía hay molestias siempre se puede aplicar más. Pero si hay demasiado lubricante el preservativo se puede deslizar más de lo debido y se puede acabar perdiendo.

 

Con una pequeña cantidad del tamaño de un guisante aplicada sobre la vagina suele ser más que suficiente. Además, la aplicación de este producto se puede integrar fácilmente durante los preliminares, distribuyéndolo por el interior y el exterior de la vagina con un ligero masaje que, a la vez, haga subir la temperatura.

 

 

 

También te puede interesar: Vibrador o Consolador, ¿Cual elegir?

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu y de confianza.