carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

El sexo después de tener un hijo

Publicado el 2018-10-26

  • El sexo después de tener un hijo

Tener un hijo trastoca para siempre la vida tanto de las madres como de los padres. Es algo inevitable y que afecta a todos los ámbitos de la vida, incluido el sexual. De hecho, es algo perfectamente normal que las madres recientes no sientan deseo sexual.

 

Tras pasar por el parto y su correspondiente recuperación hay que tener en cuenta que las hormonas todavía no se han estabilizado y que la prolactina que se segrega debido a la lactancia hace que la lubricación vaginal sea más difícil, haciendo que la relaciones sexuales sean incluso molestas, es por ello, que aconsejamos usar lubricantes de base aquosa, para poco a poco ir estableciendo la normalidad en tus encuentros sexuales.

 

Todo esto, unido al estrés por el cuidado del bebé, la falta de medidas de conciliación y la falta de sueño, hacen que el deseo sexual pueda estar bajo mínimos, especialmente durante el primer año de vida del hijo.

 

No hay que asustarse, es algo bastante normal. El embarazo y el parto producen muchos cambios en el cuerpo femenino y la recuperación no siempre es tan rápida como cabría esperar. Conviene ser pacientes, pero sin desistir en el intento de tener encuentros íntimos con la pareja, con un poco de imaginación para animar tu vida sexual, aunque no sean dichos encuentros con la regularidad que había antes de que llegara el bebé, lo que por otra parte, es normal.

 

Más allá de los factores que hemos señalado, hay otro muy importante que puede afectar al deseo sexual a largo plazo: la autoestima de la mujer. Por mucho que algunas famosas nos quieran vender que se han recuperado a la perfección del embarazo y en un tiempo récord, para la mayoría de las mortales no es así.

 

Un embarazo deja secuelas físicas en el cuerpo de la mujer. Los kilos ganados se pueden acabar perdiendo, pero hay cosas como las estrías o un cierto descolgamiento en el vientre contra las que es difícil luchar. Esto se une a que al tener menos tiempo para sí misma la mujer no se cuida tanto ni se arregla como antes. El resultado es que su autoestima se puede ver algo afectada. Incluso a nivel psicológico puede sentir que ha pasado a un segundo plano.

 

Recuperar esa autoestima perdida es muy importante a todos los niveles. Si la mujer se quiere más a sí misma tendrá mayor deseo sexual y sus relaciones mejorarán en todos los ámbitos. Por eso, es importante que las nuevas madres puedan reservar algo de tiempo para sí mismas y para su pareja. Quizá en los primeros meses de vida del bebé es algo más difícil, pero después es imprescindible buscar ese tiempo.

 

 

 

 

También te puede interesar: Afrodisiacos en gotas ¿como funcionan?

 

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.