carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Metal

Metal

Los anillos para el pene cada vez son más utilizados entre las parejas, y cada vez es más aceptado el uso por parte del hombre.

 

El aro para el pene, se ha convertido en un juguete sexual, y tiene la ventaja de que su uso es muy sencillo y utilizado en la relación sexual, es un extra de placer para los dos miembros de la pareja.

 

Estos accesorios para el pene, están disponibles en una gran variedad de modelos y materiales, pero lo último de lo último son los anillos de metal para el pene.

 

¿Para qué sirve el anillo para el pene de metal?

Solo con su nombre ya nos podemos hacer una idea de para qué sirven, son anillos que se colocan en la base del pene, ya sea delante o detrás de los testículos, o incluso detrás del glande. Pudiendo el usuario elegir si quiere llevar solo uno o varios.

 

Al ajustarse a esta zona de la anatomía (nunca debe quedar demasiado apretado) limita la circulación de la sangre, lo que hace que el pene esté más grande y más grueso, dando lugar a una erección más firme y más fácil de mantener.

 

Los anillos para el pene de metal, en principio, están pensados para mantener la erección y alargar el encuentro sexual, pero a la vez, se han convertido en una buena alternativa para dar más placer a la mujer durante el acto sexual, y para el hombre, que gracias a este sencillo y económico juguete tiene unos orgasmos mucho más intensos.

 

¿Por qué elegir anillos para el pene de metal?

Puedes encontrar cockrings en muchos materiales diferentes, pero el metal está marcando tendencia y está ganando adeptos.

 

Es un material duro que aumenta la sensación de compresión, incrementando el placer. Por otro lado, el metal es frío, por lo que también ayuda a jugar con las sensaciones producidas por la temperatura. Y a ello le sumamos que encima estos anillos son realmente vistosos.

 

¿Cómo elegir y usar un anillo de metal para el pene?

Para disfrutar al máximo sin riesgos escoge un anillo del mismo diámetro que tu pene, recuerda que este es un material duro y no va a ceder, así que no debe ser nunca más pequeño.

 

Ponértelo te resultará mucho más fácil si rasuras la zona (así evitas tirones al ponerlo y quitarlo) y lo deslizas con ayuda de un lubricante tanto al insertarlo como al retirarlo. Por último, recuerda no llevarlo puesto durante más de 30 minutos seguidos, puesto que podría producir un edema o una estrangulación.

 

Después de cada uso no olvides utilizar productos específicos para limpiar e higienizar bien tus anillos para el pene, en nuestra sex shop podrás comprar tanto limpiadores para juguetes como lubricantes, a un precio muy barato.

 

No olvides guardar tus anillos para el pene de metal, en un lugar en el que estén a salvo del polvo y de golpes que pudieran deformarlos.

 

Si ya has probado los anillos para el pene y quieres vivir nuevas sensaciones, nuestra recomendación es que pruebes los anillos para el pene de metal.

 

Visita nuestra sección de anillos para el pene de metal, los podrás encontrar en nuestro sex shop en la sección de Hombres, tienes muchos modelos esperándote. ¿Te animas a probarlos?