carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

carrito Confirmar

¿Por qué tenemos sueños eróticos?

Publicado el 2018-04-21

  • ¿Por qué tenemos sueños eróticos?

El mundo de los sueños siempre nos llama la atención, quizá porque a día de hoy y a pesar de lo que ha avanzado la ciencia sabemos realmente muy poco de lo que ocurre en nuestro cerebro. Lo que sí sabemos es que soñar es una necesidad.

 

Hay sueños bonitos, pesadillas y sueños eróticos y todos ellos son importantes para nuestro cerebro, puesto que mientras dormimos y entramos en la fase REM (en la que soñamos) nuestro cuerpo se encarga de reparar el organismo y de consolidar funciones cognitivas. Es decir, que el sueño puede influir directamente en nuestra capacidad de aprendizaje.

 

Lo que no podemos controlar en forma alguna es lo que soñamos, ni tampoco parece haber ninguna relación entre nuestras actividades diarias, nuestra sexualidad y el tener o no sueños eróticos. Es importante tener esto en cuenta, ya que sigue habiendo personas que se muestran angustiadas por tener este tipo de sueños o por ser conscientes de que los tiene su pareja.

 

Soñar, con contenido erótico o no, es algo totalmente normal y no se puede inhibir de ninguna manera. Una persona puede estar perfectamente satisfecha con su vida sexual y aún así tener sueños eróticos, o ser la persona más fiel del mundo y soñar que mantiene relaciones sexuales con alguien diferente de su pareja. No hay que dar a estos sueños más importancia de la que realmente tienen.

 

Lo bueno que tienen los sueños eróticos es que en la mayoría de los casos se viven de forma positiva, con normalidad e incluso con satisfacción, ya que tanto los hombres como las mujeres son capaces de alcanzar el orgasmo mientras tienen un sueño erótico.

 

Los sueños nunca se rigen por las normas de la realidad. Todos hemos tenidos sueños en los que hemos visto o hecho cosas que sabemos que nunca podríamos realizar. Pues bien, con los sueños eróticos ocurre exactamente lo mismo. Hay sueños que podríamos considerar de lo más “normalito” y otros muy transgresores.

 

El tema interesa tanto que ya se han realizado diversos estudios, pero no se puede decir que sean concluyentes. Un estudio de 2008 afirmaba que tenían más sueños eróticos aquellas personas que fantaseaban más de forma consciente, mientras que un estudio de 2012 ha llegado a la conclusión contraria, que quienes más fantasean cuando están despiertos tienen menos sueños eróticos.

 

Parece por tanto que la cosa no está clara y que ni los científicos se pueden poner de acuerdo en este caso, así que habrá que seguir soñando...

 

 

 

 

También te puede interesar: ¡Que no nos coma la monotonía!, Consejos.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu y de confianza.