carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

carrito Confirmar

Claves para una buena higiene genital

Publicado el 2018-03-16

  • Claves para una buena higiene genital

Puede parecer que cuando se habla de higiene genital llueve sobre mojado y todo el mundo sabe lo que tiene que hacer, pero en realidad no es así. Existen muchos mitos o creencias que pueden hacer que tanto mujeres como hombres presenten molestias en una zona tan sensible.

 

La higiene de todo el cuerpo es esencial, pero todavía lo es más en las zonas íntimas. Hay que tener en cuenta que lo habitual es que esta parte de nuestro cuerpo vaya todo el día cubierta con prendas que no permiten una buena transpiración, por lo que es normal que aparezca olor.

 

Una buena higiene de la zona íntima protege nuestra salud y además hace que las relaciones sexuales sean mucho más agradables. Sin embargo, un exceso de higiene puede ser tan negativo como la ausencia de la misma, puesto que puede llegar a afectar al pH de la piel.

 

Para una buena higiene a nivel corporal basta con una ducha diaria. Es más, los expertos aconsejan que si por cualquier motivo hay que darse más de una ducha al día en la segunda y posteriores no se use ningún tipo de jabón.

 

En el caso de los hombres la zona del pene se debe lavar con abundante agua y jabón, con especial atención a la zona del glande. En el caso de hombres que no están circuncidados hay que retirar el prepucio y limpiar bien esa zona, que es una la que se acumulan las secreciones. Después se puede pasar a limpiar el perineo y por último el ano.

 

En el caso de las mujeres hay que empezar por la vulva, seguir por el perineo y luego el ano. Basta con aplicar agua y jabón en la zona de los labios mayores y menores.

 

Las duchas anales, son muy aconsejables, cuando se realiza el sexo anal.

 

Para una buena higiene íntima se aconseja usar siempre un jabón con pH neutro, para no alterar el equilibrio de la zona y que pueda mantener la acidez correcta.

 

El hecho de que tanto los hombres como las mujeres deban hacer la limpieza desde delante hacia atrás no es capricho, es una forma de evitar que las bacterias fecales se puedan transmitir a la zona genital.

 

Por último, hay que tener en cuenta que tan importante como hacer bien la limpieza es secar después bien la zona para evitar que la humedad pueda dar lugar a molestias.

 

 

 

 

 

También te puede interesar: Derribando mitos sobre el uso de Juguetes Sexuales en pareja

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.