carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

carrito Confirmar

Consejos para cuidar el suelo pélvico

Publicado el 2018-03-03

  • Consejos para cuidar el suelo pélvico

El suelo pélvico es una de las zonas más importantes de la anatomía femenina, pero con frecuencia sólo se le presta la debida atención cuando surge algún problema. Sin embargo, cuidando bien el suelo pélvico se pueden evitar muchos problemas tan frecuentes en las mujeres como las pérdidas de orina y además se puede mejorar el disfrute sexual.

 

Existen productos que tomamos a diario que pueden afectar a la vejiga y el suelo pélvico. Ocurre por ejemplo con el té y el café. Aunque tomados en su justa medida no producen ningún problema, si se abusa de ellos puedan dañar la salud de la vejiga y obligarnos a ir al baño más veces de lo que sería recomendable. A veces incluso pueden provocar el llamado “reflejo de la micción”, que ocurre cuando tienes muchas ganas de orinar pero cuando realmente vacías la vejiga compruebas que no era para tanto, o incluso pueden hacer que las ganas de hacer pis no desaparezcan incluso tras pasar por el baño.

 

La salud postural es extremadamente importante. Una mala postura no sólo afecta a la espalda, también al suelo pélvico. Procura llevar los hombros hacia atrás, estirar bien el cuello hacia arriba y activar la faja abdominal (ombligo arriba y adentro). Esta postura te ayuda a tener la espalda recta y a la vez cuida del suelo pélvico.

 

A todas las mujeres, les gustan los tacones, pero hay que admitir que no son lo mejor para nuestro cuerpo. No sólo causan dolor en los pies, sino que además pueden causar problemas en la espalda y las rodillas, de ahí que su uso sólo esté recomendado en ocasiones especiales. Si tienes que usar tacones con frecuencia es mejor que optes por modelos no demasiado altos y con un tacón ancho.

 

Ten en cuenta que los tacones afectan al equilibrio y al core, dos aspectos que son esenciales para tener un suelo pélvico sano y en forma.

 

Con estos sencillos cuidados puedes mantener esta zona de tu cuerpo en buen estado, pero no está de más que refuerces la zona con prácticas deportivas como el yoga o el pilates. También puedes reforzar tu suelo pélvico en casa con ayuda de algo tan sencillo como las bolas chinas. Con ellas puedes trabajar esta zona casi sin notarlo e incluso aunque no dispongas de mucho tiempo. En muy poco tiempo notarás los buenos resultados y lo beneficioso que es para ti tener un suelo pélvico fortalecido.

 

 

 

También te puede interesar: Juguetes Sexuales Femeninos, ¿Cuáles son los favoritos?

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.