carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

carrito Confirmar

Sexo en invierno ¡qué el frío no apague la pasión!

Publicado el 2018-01-08

  • Sexo en invierno ¡qué el frío no apague la pasión!

Hemos tenido un otoño de lo más inusual y más de un día y de dos hemos podido pasear en manga corta en fechas en las que otros años ya estamos escondidos/as tras la bufanda. Pero al final todo llega y el frío ya ha hecho acto de presencia.

 

Cuando las temperaturas son bajas buscamos más el contacto humano, pero a la vez nos da más pereza la idea de tener que desnudarnos cuando fuera las temperaturas son gélidas. Por eso, en esta ocasión os traemos una serie de consejos para seguir disfrutando del sexo incluso durante los días y noches más frías.

 

Antes de nada te advertimos que durante el invierno es perfectamente normal sentir que el deseo sexual está más bajo y eso ocurre por varias razones. La reducción de horas de luz solar disminuye la producción de serotonina, hormona encargada del deseo y el bienestar. Además, el frío hace que la piel esté menos sensible, al comer más nos sentimos más pesados y menos atractivos y a ello hay que sumar que los resfriados y procesos víricos están a la orden del día.

 

Pues bien, a pesar de todo esto podemos convertir los meses fríos en algo mucho más cálido si disfrutamos de buen sexo. Para que no haya pereza a la hora de decirle adiós a las pendas de abrigo no te olvides de calentar la estancia. Si además tienes una chimenea o una estufa clásica consigues que el ambiente no sólo esté más caliente, sino que además resulte más romántico.

 

Hay alimentos y bebidas que te puedes llevar fácilmente a la cama y que además de estar muy ricos contribuyen a elevar la temperatura corporal, ocurre por ejemplo con el vino y con el chocolate.

 

Si eres de las/los que en invierno se viste con más capas que una cebolla, puedes aprovechar la gran cantidad de ropa que llevas encima para sorprender a tu pareja con un excitante striptease.

 

Además, no hay que limitarse a la cama. Una bañera con el agua a la temperatura adecuada o incluso la ducha pueden ser el lugar idóneo para disfrutar de un tórrido encuentro sexual sin temor al frío.

 

Tener sexo durante el invierno refuerza tu sistema inmunitario, mejora tu autoestima y además ayuda a obtener una piel radiante, al estimular la producción de hormonas relacionadas con el brillo y la tersura de la piel. ¡Ya no tienes excusa!

 

 

 

 

También te puede interesar: Soy Ninfómana ¿Te has dado cuenta?

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza