carrito

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

carrito Confirmar

Recomendaciones de uso de las cintas para bondage

Publicado el 2017-05-02

  • Recomendaciones de uso de las cintas para bondage

El bondage se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos, pero para practicarlo de forma segura es importante seguir una serie de recomendaciones que ayuden a que la experiencia sea placentera en su conjunto y nadie acabe con ningún tipo de daño.

 

Atar a tu pareja o ser atado/a es una de las prácticas más comunes del bondage, pero no todo el mundo tiene a mano una cuerda. Además, usando una cuerda hay más riesgo de sufrir algún daño si no se tiene demasiado conocimiento sobre la mejor forma de hacer nudos.

 

Precisamente por ello, una alternativa muy buena y que ofrece una gran seguridad son las cintas para bondage que se encuentran en los sex shops y que están elaboradas normalmente en látex.

 

Estas cintas de dominación tienen la peculiaridad de estar disponibles en varios colores, algunas incluso brillan en la oscuridad. Se pueden utilizar de una forma fácil y segura y no se adhieren a la piel, no se les puede pedir más.

 

Un aspecto importante a tener en cuenta cuando se usan cintas de bondage es que con ellas no se van a poder hacer nunca nudos tan elaborados como los que se pueden hacer cuando se usan cuerdas.

 

Aquí lo que se trata es de enrollar el cuerpo de la pareja con la cinta, mejor hacerlo en una sola dirección para que la cinta no se estropee y localizar la acción en zonas muy localizadas como pueden ser los tobillos o las muñecas.

 

Las opciones son muy variadas, se puede realizar una momificación; atar al sumiso a una silla a los barrotes de la cama; realizar una mordaza (con las máximas precauciones para no provocar problemas a la hora de respirar); etc.

 

Lo que es importante es seguir siempre una serie de precauciones, por ejemplo estirar bien la cinta antes de colocarla para evitar los pellizcos en la piel y no apretar demasiado la cinta para no impedir la correcta circulación de la sangre. Si la cinta es de látex, conviene asegurarse de que la persona no es alérgica a este material.

 

Pero las cintas para bondage no sirven sólo para atar, también pueden dar mucho juego a la hora de crear faldas, tops, medias y todo tipo de estilismos atrevidos y sexys que ayudarán a subir la temperatura.

 

Si después de usar la cinta notas algún tipo de molestia en la piel, lo mejor es aplicar una buena crema hidratante.

 

 

 

También te puede interesar: Juegos Eroticos y Bondaje.

 

 

No dejes de leer nuestro blog, queremos ser tu sex shop online barato y de confianza.

 

Recomendaciones de uso de las cintas para bondage